dimarts, 20 de maig de 2008

Para las amantes de los felinos algo especial...

Hola amigas!
Desde hace muchos días tengo la inquietud de mostraros una de las muchas maravillas que descubrí en Austria, hace algunos meses.
Se trata del diseño de unos gatitos muy orginales, como podréis apreciar en las fotos que os presento en este artículo, los cuales son una creación de Rosina Wachmeister.
Os hablaré brevemente de ella: Rosina nació el año 1939 en Viena entre bombardeos, guerras, jardines de hortalizas, trabajos en cerámica, lecciones de flauta y por supuesto Mozart. Estuvo mucho tiempo viviendo en Brasil donde pasó por la escuela de artes. Pero es en 1967, en Italia específicamente, donde Rosina aprende a pintar y exponer sus pinturas en la "Piazza Navona". Desde 1974 hasta la fecha Rosina vive al norte de Roma en una villa medieval.
Esta mujer es una amante de los animales, pero tiene especial delibilidad por los gatos ya que tiene aproximadamente unos 20, su favorito se llama Serafina.

Rosina tiene maravillosos trabajos en su portafolio, pero en este caso yo que soy amante de los gatos quiero mostraros la variedad de cosas que ha diseñado. La verdad es que me impactó mucho ya que Austria está inundada de su marca y al mismo tiempo han surgido "imitadores" que han aprovechado este boom para crear sus propios artículos felinos.


Espero que os gusten tanto como a mi! os dejo su página web que también es muy orginal y divertida y donde podéis conocer con más detalle las obras de esta artista: http://www.rosina-wachtmeister.de/index_en.html
Una información, por si os interesa adquirir algún gatito de estos, descubrí que en el Corte Inglés los venden! eso si os de decir que son un poco caros, pero un caprichito de vez en cuando...


Nota: *Estas fotos las hice en un escaparate en Salzburgo

3 comentaris:

Karmela ha dit...

Estos gatitos son muy lindos y graciosos..

Gladys Creativa ha dit...

Es verdad que a ti también te gustas los gatios eh Karmela!

Maria ha dit...

Gracias Gladys por toda esta información,no tenía ni idea.
Yo tengo uno de esos gatitos. Los ví en un escaparate de una tienda y uno sobre una silla me gustó tanto que entré y lo compré.